Hábitos que protegen tu salud

Existen hábitos en la vida diaria que dañan al cerebro, prácticamente se destruyen las neuronas disminuyendo  sensiblemente la cantidad de las mismas.

Desayuna bien. El desayuno es el principal alimento que lleva nutrientes a tu torrente sanguíneo. La gente que no desayuna tiene bajo nivel de azúcar en la sangre, lo que genera insuficiente suministro de nutrientes al cerebro causando su degeneración paulatina.

Coma lo suficiente, no comas más de lo que necesita tu cuerpo. Además que el comer en exceso es el principio de la obesidad, esto causa el endurecimiento de las arterias del cerebro, causando además baja capacidad mental.

No fumes. El fumar causa disminución del tamaño del cerebro y puede ser causa del Alzheimer, además de todos los problemas de pulmón, posibles neumonías y otras enfermedades derivadas que atacan pulmón y sangre.

Cuidado con el consumo del azúcar. El consumo elevado del azúcar, interrumpe la absorción de proteínas y nutrientes, causando mala nutrición y puede interferir en el desarrollo del cerebro.

La contaminación del aire. Evita los lugares altamente contaminados por monóxido de carbono, olores fuertes y contaminantes. El cerebro es el consumidor más grande de oxigeno en el cuerpo humano, por lo que inhalar el aire contaminado disminuye su oxigenación generando una disminución de la eficiencia cerebral.

Duerma bien. El dormir es igual alimentar el cuerpo. Dormir bien le permite al cerebro descansar. La falta de sueño por periodos prolongados acelera la perdida de células y el cerebro se agota.

No tape la cabeza al dormir. Tapar la cabeza al dormir aumenta la concentración de dióxido de carbono y disminuye el oxígeno causando efectos delicados al cerebro.

Cuide las enfermedades, y no trabaje. Las enfermedades son un aviso del cuerpo por mal funcionamiento de algún órgano, por cansancio o derivado del estrés. Trabajar y estudiar estando enfermo, es forzar el cerebro y nuestras células para hacer una actividad superior, a la de auto sanarse.

Estimule el cerebro. Pensar, estudiar, memorizar y  en general poner en actividad el cerebro, es la mejor manera  de estimularlo, evitando que al no hacerlo, se disminuyan sus células y baje el rendimiento

Aprende constantemente y conversa. Aprender cosas nuevas contantemente, como conversar temas importantes y en general mantener en actividad el cerebro, ayuda a su eficiencia. Arma rompecabezas, lee más.

http://eepurl.com/p5iKj

Nosotros

Consejos de Salud

Servicios